¿Dónde se originaron los masajes eróticos?

Los masajes eróticos de hoy en día forman parte esencial de la vida íntima de cualquier pareja. Los masajes, eróticos o no, son una excelente aproximación previa al acto sexual, o pueden usarse también después a modo de relajación. Sin embargo, los masajes eróticos no son nada nuevo. Han estado con nosotros durante mucho tiempo (más o menos desde hace 5000 años atrás) aunque muchas veces se hayan practicado de forma algo más clandestina. En este artículo vamos a repasar la historia de los masajes eróticos, empezando por los masajes clásicos y cómo estos evolucionaron hacia el masaje genital.

Masajes a lo largo de la historia:

Los masajes en la antigua Asia

Utilizada por los hindúes en la medicina ayurvédica, la terapia basada en el masaje era una práctica que se transmitía de generación en generación para curar lesiones, aliviar el dolor y prevenir y curar enfermedades. Con el tiempo estas prácticas llegaron a China y se combinaron con la medicina tradicional china y las prácticas espirituales del yoga de los budistas y taoístas. En el caso de India, muchas sociedades tenían la sexualidad integrada dentro de su cultura, como es el caso de la cultura Chandela (los constructores de los templos de Khajuraho).

Los masajes en el antiguo Egipto

Los antiguos egipcios fueron unos de los primeros en catalogar y estudiar los diferentes aceites esenciales de las plantas y sus beneficios terapéuticos. Además de saber preparar perfumes e inciensos para uso personal y ritual, aplicaron estos conocimientos para desarrollar el masaje y la reflexología como herramientas terapéuticas.

En lo que respecta a los servicios sexuales en el antiguo Egipto era muy habitual que las prostitutas y profesionales dedicadas a los servicios sexuales y masajes eróticos fueran muy respetadas e incluso consideradas sagradas. Uno de los primeros lugares donde se considera que florecieron los servicios sexuales en Egipto fueron los propios templos.

Los masajes en las antiguas Grecia y Roma

Los egipcios influenciaron a los griegos y romanos que usaron la terapia basada en el masaje de diferentes formas. En la antigua Grecia los atletas usaban el masaje para acondicionar y recuperar sus cuerpos antes y después de las competiciones, y los médicos a menudo aplicaban hierbas y aceites en combinación con el masaje para tratar diversas afecciones médicas. Los romanos importaron estas prácticas directamente de los griegos. En ambas culturas los servicios sexuales de todo tipo estaban bien vistos y se consideraban como un servicio social, estaban regulados, y sujetos a impuestos y licencias.

Los masajes eróticos en la Edad Media

Durante la Edad Media, todo lo relacionado con el sexo y el erotismo era tabú o directamente pecado. No obstante, la Iglesia no tuvo más remedio que consentir los servicios sexuales ya que llegó a la conclusión de que no podía prohibirlos completamente.

Existe el mito ampliamente extendido a través de documentales y artículos de internet de lo que se denominaba “histeria femenina”. Según parece era nada más y nada menos que un masaje genital practicado por una partera a una mujer para “curarle” de la histeria, o lo que es lo mismo, provocarle un orgasmo. Sin embargo, esto no es totalmente cierto y este tipo de prácticas fueron muy residuales.

Te esperamos en la próxima entrada de nuestro blog! Para más información sobre masajes eróticos, visita la web de Magic Sensity.

No hay comentarios

Escribe un comentario